14/9/10

Indomable


En las noches de verano se pierde la vergüenza,la razón pasa a segundo plano y los impulsos se hacen dueños de tu corazón.
(Por eso cuesta tanto volver a la rutina,los impulsos no son fáciles de domar.)

3 comentarios:

  1. Vivan las noches de verano
    y los impulsos incapaces de contener!

    ResponderEliminar
  2. Uf
    yo tenía ganas de estar en Madrid ya

    ResponderEliminar
  3. la razón pasa a segundo plano, vaya reflexión sisi

    ResponderEliminar